Piscinas

Nuestra gama de aceros inoxidables cubre hoy en día el conjunto de necesidades asociadas a las aplicaciones en piscina: vasos (incluido cabecera de vaso, canaleta de desbordamiento, separadores…), escaleras, trampolines, plataformas de salida, paro también sistema de distribución de agua.

Las calidades utilizadas son en su mayoría de tipo austenítico (304,316L). Para algunas aplicaciones en medios más rigurosos como la hidroterapia, se puede recurrir a calidades con propiedades más reforzadas, como los dúplex  (DX2205, DX2304)

Las ventajas

> El acero inoxidable es un material perenne, su aspecto no se altera y su mantenimiento es simple.

> El acero inoxidable soporta sin daño las variaciones de temperatura autorizadas para esta aplicación. 

> El riesgo de que se fisuren las chapas (y haya fugas) es casi nulo. 

> Las propiedades superficiales de las chapas en acero inoxidable y el modo de ensamblaje de las diferentes piezas limitan ampliamente los riesgos de proliferación de bacterias. 

> Este material se ofrece como una alternativa óptima frente a la solución tradicional. Es posible que los costes de compra sean ligeramente superiores, pero los costes de explotación serán menores. Si se tiene en cuenta el ciclo de vida de la instalación, el rendimiento de inversión es ventajoso.

 

 
Piscina de Woluwe-Saint-Pierre, Bélgica
Vaso piscina fabricado con la calidad 316L.